DMAE

dmaeLa Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) es una patología ocular que afecta la zona central de la retina, la mácula, y afecta a la visión central también llamada fina o del “detalle”.

Es la principal causa de Baja Visión en los países desarrollados, aunque no alcanza a ceguera total.

El origen de esta enfermedad es desconocido, pero se saben algunos factores constitucionales y ambientales que la condicionan.

  • Edad: cuando la edad es más avanzada, mayor riesgo de DMAE
  • Antecedentes familiares de DMAE
  • Tabaco: la probabilidad de padecer DMAE se multiplica entre 2 y 3 veces más.
  • Dieta pobre en antioxidantes, incrementa el riesgo de DMAE.
  • Factores ambientales, como la exposición a la luz ultravioleta.

 

¿Cómo detectar si tengo Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE)?

La mácula nos permite ver con nitidez y entre otras cosas reconocer las caras de las personas, leer, coser, ver la televisión, conducir, etc.

Los síntomas de la DMAE son visión borrosa, alteración en la percepción del color, ver las líneas rectas inclinadas u onduladas o provocar un mayor deslumbramiento a las luces.

Una forma sencilla para observar cambios en la visión central, es el test de la rejilla de Amsler. Mirando al centro de la cuadrícula se puede hacer una autoevaluación para ver si existen cambios en las líneas rectas, si se ven deformadas, borrosas, con manchas, etc.

Cualquier cambio en la visión puede ser síntoma de alteración en la mácula, por lo que debemos acudir rápidamente a un especialista visual.

test_dna

Degeneración Macular Atrófica o Seca y Degeneración Macular Húmeda

Formas de manifestarse la DMAE:

La degeneración macular seca (atrófica) es la más habitual, presentándose en un 85% de los casos. La pérdida visual se manifiesta de forma lenta y progresiva. Se produce cuando las células de la mácula sensibles a la luz se van deteriorando poco a poco haciendo que la visión central se nuble gradualmente en el ojo afectado.

La degeneración macular húmeda (exudativa) es menos frecuente y aparecen vasos sanguíneos anómalos detrás de la retina, que comienzan a crecer debajo de la mácula. Provoca una pérdida visual brusca.

Los factores del estilo de vida influyen en el riesgo de desarrollar la enfermedad, está en nuestra mano para la prevención:

  • Uso de Filtros Selectivos para protegerse de los rayos UV
  • Evitar el tabaco
  • Controlar la presión arterial
  • Una alimentación rica en pescado, frutas y verduras y baja en grasa animal
  • Hacer ejercicio de manera regular y mantener un peso saludable
  • Controles visuales periódicos